Unidad literaria en la narrativa del Antiguo Testamento (Parte 1) – Estudio Bíblico

I

El estudio analiza y amplía el ensayo anterior de Polzin sobre las tres historias del patriarca y su esposa en una tierra extranjera en Gen 12:10–13:1, 20 y 26:1–11. Su enfoque se modifica discutiendo las historias en diferentes niveles de generalidad e incluyendo otros elementos en el análisis. Tales cambios resultan en la inclusión de otro material, particularmente 1 Samuel 25 y 2 Samuel 11.

Las modificaciones también conducen a diferentes énfasis temáticos. Los dos principales son: (1) “el hecho de la revelación de la voluntad divina en el orden moral”, una revelación que está disponible para todos, y (2) la idea “de que toda revelación divina debe tener un aspecto físico y observable”. que está disponible para la observación y la razón humanas”. En pocas palabras: si Dios actúa, debería mostrarse. Estos temas luego se aplican a 2 Samuel 11 para subrayar el alcance total de la culpa de David.

1.0 En el tercer número de Semeia, Robert Polzin presentó un artículo titulado «‘La antepasada de Israel en peligro’ en peligro», en el que analizaba los tres relatos del Génesis donde el patriarca afirma que su esposa es su hermana: 12:10– 13:1, 20 y 26:1–11. En el estudio, Polzin logró dos objetivos principales. Uno, presentó un análisis productivo de los tres textos en su contexto. Dos, dio un excelente ejemplo de una metodología estructuralista literaria.

El propósito del presente ensayo es resumir los aspectos literarios y estructuralistas generales de su metodología y sugerir algunos cambios en ella y algunas extensiones de la misma. Desarrollaremos más los análisis de Polzin e incluiremos otras dos narrativas del AT en análisis similares. Un objetivo secundario es apuntar hacia un enfoque que estará abierto a la posibilidad de que una gran parte de la narrativa del AT pueda comprender una obra larga y compleja que debe ser tratada como una unidad literaria.

1.1 Los comentarios iniciales de Polzin reflejan su suposición básica de que Génesis 12–26 debe tratarse como una unidad literaria. La presuposición de la unidad literaria representa un cambio fundamental en el estudio bíblico del modelo histórico-crítico a un modelo literario

La crítica literaria moderna está marcada por una gran variedad de métodos, pero todos se basan en la suposición de que el texto que se lee o interpreta, ya sea en su totalidad o en parte, debe tratarse, en cierto sentido, como una unidad1 . El cambio puede defenderse desde varios puntos de vista pero, en último análisis, se reduce a un cambio de modelos, y el valor del cambio debe ser defendido en última instancia por su productividad. Esta es la defensa básica de Polzin (§0.4) y sigue siendo la misma para el presente ensayo.

1.2 El modelo histórico-crítico comienza con la presuposición de que el presente texto del AT es un producto bastante tardío de un proceso histórico de composición y que cada episodio o historia individual estaba originalmente separado de su contexto literario presente y que, por lo tanto, este contexto es de único valor secundario, si no terciario, en la comprensión de una historia dada.

El modelo da como resultado la atomización del texto en bloques separados, luego en libros, luego en fuentes o “etapas de la tradición”, etc. y la subsiguiente disposición de las “partes” en una cronología relativa o absoluta de géneros o fuentes, es decir, documentos literarios.

1.3 El modelo limita severamente la cantidad de material del AT que puede aplicarse directamente a la comprensión de un texto dado; la limitación puede extenderse desde la supresión del contexto inmediato hasta la negación de la relevancia del material paralelo o contrastante en otro contexto del AT con la negación basada en una diferencia de género, autoría, fecha, etc. El enfoque de Polzin supera algunas de estas limitaciones mostrando una preocupación “por cómo las historias encajan en su contexto literario actual” (82) y centrándose en las “conexiones sincrónicas entre las historias mismas” (81).

Por lo tanto, su estudio tiene en cuenta las similitudes y diferencias actuales de las tres historias sin ningún intento de asignarlas a documentos separados cronológicamente o de ubicar cada una en una etapa particular del desarrollo de la historia. Además, Polzin presta mucha atención a otros textos en Génesis 12–26 y su análisis general sería imposible si tuviera que separar las historias de su contexto.

Polzin ha aumentado la gama de material relevante, tanto en términos de paralelos como de contexto, que puede usarse, o debe usarse, en un análisis de un texto narrativo del AT. Él asume que Génesis 12–26 es una unidad literaria, luego realiza un estudio fructífero sobre la suposición y, por lo tanto, ofrece apoyo parcial para ella y nos da una idea de la complejidad y sofisticación de la narrativa del AT.

1.4 Polzin da a entender que él también considera al Génesis como una unidad literaria cuando señala que su análisis tiene “importancia potencial… para una comprensión de la línea argumental más amplia del Génesis” (83)

Publicada el
Categorizado como Estudios