Un texto: varias estructuras (Parte 4) – Estudio Bíblico

IV

El primer resultado decisivo de esta investigación fue señalar que las características universales tanto del lenguaje como de la narración son reglas (o estructuras) que rigen la relación entre sus respectivos elementos y no elementos específicos. Por ejemplo, dado que cada idioma específico se caracteriza por un conjunto específico de fonemas, ningún conjunto dado de fonemas puede ser característico del fenómeno universal del lenguaje, sin embargo, se ha demostrado que las reglas que gobiernan la organización de los fonemas en varios sistemas fonéticos son universales.

Del mismo modo, al considerar las narraciones, podemos decir en una primera aproximación que los personajes son variables (una narración sigue siendo una narración ya se trate de vaqueros e indios, caballeros y escuderos, etc.) mientras que ciertas reglas que rigen sus relaciones son constantes. Así, la investigación se orienta a mostrar las reglas o estructuras que son universales.

Al hacerlo, también se identifica el tipo de características textuales que se relacionan y, por lo tanto, cuáles son los sistemas textuales (como los denominé antes) que caracterizan la narrativa en cuanto narrativa. Esta investigación es por naturaleza bastante abstracta y conduce a resultados diferentes (aunque no necesariamente contradictorios) según la teoría lingüística (o más generalmente, la teoría sobre el fenómeno de la comunicación) en la que se basa. Volveremos sobre este tema a continuación. Esta investigación teórica debe complementarse con análisis inductivos de textos y verificarse con análisis deductivos.

2.23 Los análisis inductivos estudian textos específicos para descubrir las reglas o estructuras universales que gobiernan la organización de textos significativos. Tales análisis son muy decepcionantes para los exegetas porque no revelan nada sobre el significado del texto en estudio (o, si lo hacen, es solo por accidente). Sin embargo, son necesarios para desarrollar más las teorías semióticas.

2.24 Los análisis deductivos de textos se utilizan para verificar si una teoría estructuralista (previamente propuesta ya sea sobre la base de investigaciones teóricas o de análisis inductivos) es válida o no. El texto y su significado-efecto no son el foco del estudio que apunta más bien a establecer una teoría semiótica. Pero una vez establecida, esta teoría se convierte en la base sobre la cual se pueden desarrollar métodos de exégesis estructural.

2.25 Varios tipos de exégesis estructurales tienen como objetivo el estudio de sistemas textuales específicos y cómo contribuyen al efecto de significado general de un texto dado. Este tipo de estudio (¡por fin!) ayuda a dilucidar varias dimensiones del significado-efecto del texto, como también lo hace el primer tipo discutido anteriormente, pero esta vez, con una metodología más rigurosa, es decir, con una conciencia del lugar de el sistema textual específico bajo estudio en el efecto de significado general del texto.

2.26 Mientras uno no sea consciente de las diferencias entre estos cinco tipos amplios de investigación estructuralista, no puede sino sentirse desconcertado por tal diversidad. Y, sin embargo, cada tipo contribuye a su manera al proyecto estructuralista. El primero y el quinto estudian las características de textos específicos para dilucidar varias dimensiones de sus efectos de significado. Los otros tipos de estudio son parte de una investigación metodológica destinada a proporcionar bases teóricas semióticas y estructuralistas sólidas para los métodos exegéticos estructurales.

2.3 Dos teorías semióticas divergentes: dos tipos complementarios de exégesis estructural
2.30 Las estructuras universales llaman la atención de los exégetas estructurales en cuanto les permiten identificar los sistemas textuales que participan en el efecto de significado de un texto específico. La dificultad es que en la etapa actual de la investigación aparentemente hay muy poco acuerdo entre los académicos con respecto a estas estructuras.

Cada escuela, si no cada autor individual, ha desarrollado su propio modelo para estas estructuras, junto con su propio vocabulario técnico. Un congreso semiótico internacional es una Torre de Babel metodológica. Sin embargo, las teorías semióticas generales recientemente publicadas aclaran la situación integrando numerosas teorías parciales.

Además, muestran que más allá de la diversidad de vocabulario técnico y detalles, la principal divergencia en la percepción de estas estructuras resulta de dos concepciones diferentes del fenómeno de la comunicación. Son representativas dos obras recientemente publicadas: el libro de U. Eco, A Theory of Semiotics y el diccionario enciclopédico de A. J. Greimas y J. Courtès, Sémiotique. Dictionnaire Raisonné de la Théorie du Langage.

2.310 Ambos trabajos reconocen que el fenómeno de la comunicación involucra dos tipos de componentes: a) procesos de comunicación yb) sistemas de significaciones. Ambas teorías intentan dar cuenta de estas dos dimensiones del fenómeno, pero de formas opuestas.

2.311 Eco toma la estructura más fundamental del fenómeno de la comunicación, como “la estructura elemental de la comunicación” caracterizando el proceso que se puede representar de la siguiente manera (Eco, 1976: 32-33):

Publicada el
Categorizado como Estudios