Ideología del esclavo e interpretación bíblica (Parte 6) – Estudio Bíblico

VI

Los cristianos de antes de la guerra, respetando las concepciones raciales y culturales en desarrollo, resistieron cualquier amenaza a la esclavocracia o cualquier desafío a la paz y la permanencia del orden de su propia denominación. Ellos conformaron su ética a los límites de la gestión de esclavos. Se convirtió en su deber cristiano gobernar a los africanos que habían sido arrancados de la raza humana y reclasificados como especies subhumanas.

No en vano, surgieron oficialmente denominaciones en defensa del comercio de esclavos, la tenencia de esclavos y la cristianización de los africanos con ingeniosos argumentos económicos. Los propietarios ricos de esclavos transmutaron una parte de su beneficio económico desproporcionado en formas de control social mediante gestos públicos que pasaban por generosos actos voluntarios de caridad. Usaron los ingresos del trabajo esclavo para pagar a los pastores, mantener las propiedades de la iglesia, apoyar seminarios y sostener a los misioneros en el extranjero.

Seducidos por el privilegio y la ganancia, los cristianos blancos de todos los estratos económicos se convirtieron, en efecto, en cómplices en la victimización de los negros. En otras palabras, los apologistas de la esclavitud lograron convencer al menos a cinco generaciones de ciudadanos blancos de que la esclavitud, una institución esencial y protegida por la Constitución, era coherente con el impulso de la caridad cristiana.

Publicada el
Categorizado como Estudios