Hacia una nueva dirección en la erudición joánica: el cuarto evangelio desde una perspectiva literaria (Parte 13) – Estudio Bíblico

XIII

Finalmente, está bien crítico y desafiante: las deficiencias y omisiones fundamentales, en sí mismas un reflejo de la crítica literaria bíblica contemporánea en general, se señalan y explican abiertamente.

Comentarios Concluyentes.

Estas dos lecturas críticas representan una importante e invaluable contribución al volumen, especialmente dadas sus muy diferentes perspectivas teóricas y contextos socioculturales. Como una primera indicación de su recepción, analizan aguda pero amablemente tanto sus fortalezas como sus debilidades. Una observación común y muy importante salta a la vista: a pesar de su suscripción general a las críticas de respuesta de los lectores, los autores, como lectores, permanecen en gran parte escondidos.

Tal comentario crítico no solo es cierto sino que también requiere atención inmediata: los lectores de textos bíblicos deben leerse a sí mismos y sus textos, ya que ninguna lectura de estos últimos puede decirse que sea completa, apropiada o incluso saludable sin una lectura de el primero

En estos tiempos de mayor conciencia de la diversidad global, es imperativo que los lectores reconozcan sus lecturas y sus ubicaciones sociales como lectores. Como nuevo presidente de la Sección de Literatura Juanina de la Sociedad de Literatura Bíblica, espero asumir este serio desafío a los estudios literarios del Cuarto Evangelio por medio de una serie continua de varios años sobre “Lectores y lecturas del Cuarto Evangelio”.

Sin duda, ha llegado el momento de que los lectores del Cuarto Evangelio, y de hecho de cualquier texto bíblico, comiencen a leerse a sí mismos también.

Publicada el
Categorizado como Estudios