Estructuras narrativas universales y marcos semánticos (Parte 4) – Estudio Bíblico

IV

4.33 Una vez que se reconoce esto, uno se ve obligado a reconocer que no existe un elemento semántico común a todas las narrativas humanas. La estructura narrativa universal es una red formal de relaciones, una cuadrícula semánticamente vacía o, mejor dicho, varias cuadrículas interrelacionadas: es una combinatoria.

4.34 Sin embargo, está claro que esta narrativa universal la estructura no es la única condición de posibilidad de una manifestación narrativa. También hay un marco semántico profundo que es la base sobre la que se desarrolla el discurso. Güttgemanns tiene razón en este punto. Sin embargo, no es un sistema semántico universal sino un universo semántico (un sistema de valores o presupuestos profundos) lo que caracteriza a una cultura (o subcultura) particular. Así, un texto tiene un marco (o estrategia) semántico (y simbólico) profundo, un sistema paradigmático, que no debe confundirse con la organización superficial del texto, el sistema sintagmático.

5. Hacia un modelo más completo

5.0 Tal distinción entre la estructura universal y el marco semántico (que Greimas denomina “universos semánticos sociolectales e idiolectales”) exige la redefinición de las categorías y rasgos textuales elegidos por Güttgemanns. Siguiendo a Greimas es necesario hacer una distinción entre la estructura narrativa sintáctica (las reglas universales que rigen la organización superficial sintagmática del texto) y la estructura paradigmática (las reglas universales que rigen la organización de lo paradigmático, simbólico, semántico o profundo). organización del texto). Sobre la base de esta distinción es posible vislumbrar un modelo completo que podemos esbozar en los párrafos siguientes.

5.1 La Red Estructural Universal

5.11 El modelo de la estructura paradigmática incluye:
(a). El cuadrado semiótico (y no lógico) como “estructura elemental de significación” (Nef: cap. I);
(b). Un modelo que muestra la interrelación de los cuadrados en cada isotopía (una isotopía es parte de un universo semántico);
(C). Un modelo que muestra las interrelaciones de diferentes isotopías (que juntas forman un universo semántico).
5.12 El modelo de la estructura sintáctica incluye las siguientes características relacionadas jerárquicamente:
(a). El modelo actancial (una red de relaciones que involucra seis ranuras actanciales o actantes);
(b). El programa narrativo: la transformación de un sujeto-estado (S1) por un sujeto-operador (S0) a través de la transferencia de un objeto (0) al sujeto-estado (esta transferencia también se denomina función); el modelo para un programa narrativo se puede representar mediante la fórmula: S0 (0 → S1);
(C). Las reglas que rigen la interrelación de los programas para que formen una jerarquía narrativa (interrelaciones secuenciales) y un sistema de transformaciones pertinentes (el sistema de oposiciones narrativas que puede ser representado por una serie de cuadrados de transferencia, o mejor, como una serie de oposiciones que forman un eje principal y polémico).

5.13 Además, la estructura universal incluye reglas que rigen la interrelación de las estructuras sintáctica y paradigmática dentro de una red estructural.

5.2 El Marco Semántico Profundo
El marco semántico de un texto es una inversión específica de la estructura paradigmática. La serie de cuadrados semióticos investidos forma un sistema de valores profundos (o valores simbólicos) que forma parte de un universo semántico. Sin embargo, cada texto presupone en su conjunto un universo semántico como visión específica del mundo y de la existencia humana (es en este nivel que se puede hablar legítimamente de “cero-morfemas”).

5.3 El Sistema Simbólico como Marco Semántico Intermedio
El universo semántico tanto como restricción como conjunto de posibilidades gobierna la inversión de las estructuras sintácticas. Esta investidura se somete además a las reglas que rigen la interrelación de las estructuras paradigmáticas y sintácticas.

5.31 Se actualiza un sistema de transformaciones pertinentes (es decir, un sistema de pares de programas narrativos invertidos, siendo cada par lo que puede llamarse un «motivo»). El universo semántico como restricción determina qué tipos de motivos son posibles (o pertinentes) y, por lo tanto, excluye otros tipos. Este tipo de motivos se aproximan a los pares de motivemas de Güttgemann que manifiestan una relación contradictoria (la red estructural universal exige este tipo de relación).

5.32 También se generan tipos específicos de “secuencias de programas narrativos investidos” (que denominaremos, siguiendo a Greimas, “figuras narrativas” o “trayectorias narrativas”) y se excluyen otros tipos posibles. Aproximan los pares de motivoma que manifiestan una relación implicativa y las secuencias de motivoma propuestas por Güttgemanns.

5.33 También se generan tipos específicos de inversiones del modelo actancial (las ranuras actanciales son investidas por ciertos tipos de “roles temáticos” como padre, rey, pescador, sol, semilla, etc.).
5.34 Creo que es este nivel el que determina el “género” de un texto. Un género se caracteriza por cierto tipo de sistema simbólico, es decir, ciertos tipos de oposiciones narrativas, de secuencias narrativas y de modelos actanciales investidos.

Publicada el
Categorizado como Estudios