El lector en el texto: material narrativo (Parte 9) – Estudio Bíblico

IX

En mi opinión, se debe evitar la tentación de inferir información histórica sobre los lectores reales a partir del lector del texto, a menos que pueda confirmarse con otros datos extratextuales. Es teóricamente imposible hacer inferencias del lector en el texto sobre los lectores reales de narrativas cristianas del siglo XXI excepto en términos de amplias generalidades.

Esto no niega el importante principio de la crítica histórica de que un texto es evidencia del tiempo en que fue escrito. Solo deseo enfatizar el hecho de que el perfil de un lector en el texto se construye en primer lugar para permitirle atribuir significado a un texto, y que es una construcción intratextual. En este sentido, las narraciones del Nuevo Testamento son similares a otras narraciones.

3.3 Otra limitación es el hecho de que el lector del texto es algo que hay que construir, imagen de un lector imaginario. Es aquí donde el intérprete entra en escena y el papel del lector se convierte en una cuestión de que el lector controle el texto o que el lector sea controlado por el texto.

Es cierto, además, que es imposible escapar del círculo hermenéutico. “Construyo las imágenes del lector implícito gradualmente a medida que leo una obra, y luego uso las imágenes que he construido para validar mi lectura” (Suleiman:11).

Publicada el
Categorizado como Estudios