El carácter social de la paraenesis y la literatura paraenética (Parte 1) – Estudio Bíblico

I

Resumen

La paraenesis como proceso refleja dos modelos de organización social: el orden y el conflicto. A nivel de Gesellschaft, el paradigma del orden, tradicional y conservador, considera el deber y la obediencia como la motivación de la mayoría de las acciones, y busca preservar el orden social existente. Las principales ocasiones para la exhortación moral son las entradas a nuevas etapas de la vida, roles sociales y grupos sociales. Las funciones sociales de la instrucción moral son el acto de protrepsis (conversión), el procedimiento de paraenesis (confirmación), la socialización y la legitimación. A nivel de Gemeinschaft, la exhortación moral se basa más en la intimidad.

El paradigma del conflicto busca subvertir los valores institucionales de la Gesellschaft. La paraenesis basada en este modelo puede ser pesimista, dudando de que se pueda iniciar un cambio real. O la perspectiva puede ser optimista, con la esperanza de que surja un nuevo orden social. Normalmente, la experiencia de communitas que surge de una variedad de Gemeinschaften proporciona el estímulo y los valores para la existencia moral.
0 Introducción general.

La literatura paraenética del judaísmo y el cristianismo primitivo se basó en gran medida en dos esferas culturales principales: el antiguo Cercano Oriente (especialmente la sabiduría judía e israelita influenciada por los sabios de Egipto y Mesopotamia) y la civilización greco-romana (en particular, los filósofos morales). El corpus literario existente de instrucción moral producido por estas culturas es bastante extenso. Y, como era de esperar, el contenido de esta literatura es diverso.

Esto se debe en parte a la particularidad cultural, incluida la forma específica de organización social en un período determinado. Pero la diversidad también resulta de la presencia de paraenesis en muchas instituciones y grupos diferentes dentro de la misma sociedad. La instrucción moral se encontraba en contextos tan diferentes como las escuelas, las cortes reales, las burocracias gubernamentales, los hogares y los mercados, tanto en lugares públicos como privados.

Los maestros, audiencias y comerciantes que dieron forma, practicaron y transmitieron la paraenesis incluyeron hombres y mujeres en una variedad de clases y roles sociales, incluidos gobernantes, nobles, escribas, retóricos, maestros, estudiantes, sacerdotes, soldados y padres. Las formas de presentación eran orales, por ejemplo, discursos paraenéticos y varios tipos de oraciones que incluían paraenesis, y escritas, incluyendo especialmente cartas, instrucciones y colecciones de dichos.

Ya sea oral o escrita, un propósito primordial caracterizó todas las formas de paraenesis: proporcionar orientación para la vida moral. Independientemente de cómo una cultura o un subgrupo haya definido la vida moral, la paraenesis se diseñó para proporcionar una guía general y práctica para el comportamiento humano dentro de una comprensión integral de la realidad social previamente formada. La guía moral podría confirmar la validez de una forma de vida prescrita o tratar de convertir a la audiencia a una nueva forma de existencia (Burgess: 229–31, n. 2).

O podría tratar de subvertir una estructura social existente y prever la formación de una diferente. Y aunque el contenido de la instrucción moral variaba mucho de una cultura a otra y de una época a otra con respecto a las virtudes específicas, existían rasgos sociales típicos comunes a la literatura y las tradiciones orales que la sustentaban.

El propósito de este ensayo es construir un paradigma para describir e interpretar el carácter social de la paraenesis en los mundos culturales del Mediterráneo oriental desde la Edad del Bronce hasta los inicios formativos del cristianismo primitivo. Este paradigma contiene cuatro categorías principales: modelos que describen e interpretan mejor los tipos de sociedad y grupos sociales entre los que floreció la paraenesis, las características sociales comunes a la literatura paraenética, los entornos sociales y antropológicos en los que se utilizó la paraenesis y las funciones sociales de la instrucción moral.

1 Modelos sociales para interpretar la paraenesis. La paraenesis es un elemento del pensamiento social que puede ubicarse dentro de los dos grandes modelos para comprender la naturaleza, organización y funcionamiento de las sociedades y comunidades humanas: el orden y el conflicto. Cada uno de estos modelos hace suposiciones importantes sobre el cosmos y el carácter de la sociedad. 2 Estos modelos no son simplemente construcciones teóricas de la sociología moderna, sino que también se reflejan en las sociedades, comunidades, grupos sociales e individuos que produjeron y usaron la paraenesis como un segmento importante de su propio pensamiento social.

1.1 El Paradigma del Orden.3 La paraenesis tradicional representa un nivel primario de conocimiento en aquellas sociedades del mundo del Mediterráneo Oriental que fueron modeladas sobre el paradigma del orden (Perdue, 1977).4 En su forma ideal, este modelo social proyecta un orden mundial que se origina en la creación y continúa categorizando y regulando todos los elementos existentes en un todo armonioso (Perdue, 1990).

Publicada el
Categorizado como Estudios