El buen samaritano hacia una definición genérica de parábola (Parte 3) – Estudio Bíblico

III

El otro tipo de análisis estructural en el folclore busca describir el patrón (generalmente basado en un a priori). principio binario de oposición) que supuestamente subyace en el texto folclórico esta palmadita no es lo mismo que la estructura secuencial en absoluto. Más bien, los elementos se sacan del orden «dado» y se reagrupan en uno o más esquemas analíticos. Los patrones o la organización en este segundo tipo de análisis estructural podrían denominarse «paradigmáticos»… tomados de la noción de paradigmas en el estudio del lenguaje. El campeón del análisis estructural paradigmático es Claude Lévi-Strauss…

El término “estructura” se usa a veces para la secuencia simple de unidades de composición, para lo que bien podría llamarse una tabla de contenido y que se refiere exclusivamente al todo único bajo consideración. Propp ciertamente ha ido más allá de esto en el sentido de que se refiere a la estructura (morfología) como la (1) secuencia constante (2) de espacios funcionales o unidades de acción (3) en un vasto corpus de historias.

Pero también podría ser, al menos para evitar confusiones, usar el término «estructuralista» para el análisis paradigmático y para el proceso completo mediante el cual uno mapea el movimiento desde la estructura profunda o paradigmática a la estructura superficial o sintagmática.

1.6 Bremond y Greimas.

1.60 Veremos a continuación (§3.1) un intento de ampliar la aplicación del método de Lévi-Strauss a otros textos además de los míticos con los que suele trabajar. Aparte de este caso, hay otras dos investigaciones muy significativas y sostenidas sobre la posible extensión de las intuiciones de Propp a la gama más amplia posible de textos, a un alcance que va más allá del propio cuento de hadas ruso. Estos autores utilizan tanto procesos inductivos que mantienen un ojo en Propp como procedimientos deductivos que parten de la “lógica de las posibilidades narrativas” para usar la expresión de Bremond.

1.61 Bremond. En una serie de artículos Claude Bremond (1964, 1966, 1970a, 1970b) se ha propuesto como propósito “proceder a una reconstrucción lógica de las potencialidades del relato, explorar sistemáticamente el campo de opciones ante el que se encuentra el narrador en cada momento , y desandar los itinerarios más utilizados” (1970b:251). Su método tiene cuatro pasos procesales. Primero, es la retención de la idea de función de Propp como la unidad básica para el análisis. En segundo lugar, el establecimiento de una “secuencia elemental” de tres de tales funciones en una oposición binaria, como sigue:

Tercero, la combinación de estas “secuencias elementales” (tríadas) producirá “secuencias complejas” de las cuales se pueden señalar tres posibilidades típicas. (1) Las tríadas están conectadas [por ejemplo: 1a, 1b, 1c = 2a, 2b, 2c]. (2) Las tríadas están enclavadas [por ejemplo: 1a (2a, 2b, 2c) 1b, lc]. (3) Las tríadas están entrelazadas [por ejemplo, 1a, 2a, 1b, 2b, 3a, 3b]. Lo más significativo de todo esto es que uno no sólo está trabajando inductivamente a partir de textos reales, sino que también (¿principalmente?) trabaja deductivamente a partir de posibilidades de texto lógicamente dadas.

1,62 Greimas. Algirdas Julien Greimas (1965, 1966a, 1966b, 1969, 1970, 1971) ha publicado una serie de artículos y libros en los que ha desarrollado y aplicado un método de análisis “actantiel” (en adelante denominado “actantial”) que puede resultar muy útil en el presente estudio. Un actante representa una formalización a un nivel más profundo que las funciones de Propp. Dan Via (1974a: §2.122) lo describió de la siguiente manera: “Un actante no es un personaje sino una función, rol o estatus cuya cualidad es ser sujeto o participante en una acción constante. El actante suele ser quizás un personaje personal, pero puede ser un objeto, institución, sentimiento, disposición, condición, etc.” Greimas (1966a: 180) propuso la siguiente estructura actancial (las palabras entre paréntesis son equivalentes en inglés sugeridos):

Greimas destaca cuatro puntos principales sobre esta matriz. En primer lugar, el modelo es tentativo y exploratorio y, aunque persuasivo tanto por su simplicidad como por su analogía con la estructura sintáctica del lenguaje, puede que no tenga más que un valor operativo y sólo para textos míticos. Segundo, la relación entre actores y actantes puede ser útil para la crítica del género: “una secuencia de actores constituirá una historia particular pero una estructura de actantes establecerá un género” (175).

Por ejemplo, la combinación de varios actantes en un solo actor o de varios actores dentro de un actante (ver §1.621 a continuación) puede tener un posible significado genérico. Tercero, parecería que no puede haber ni más ni menos que seis actantes y que incluso si un actante parece estar ausente, bien puede ser que esté implícitamente contenido dentro de otro actante. Todo esto es, por supuesto, más programático que axiomático en este momento.

1.620 Una mirada a algunas aplicaciones de esta teoría y la consideración de algunos comentarios sobre ella serán útiles antes de continuar.

Publicada el
Categorizado como Estudios