El buen samaritano hacia una definición genérica de parábola (Parte 2) – Estudio Bíblico

II

Como primera aproximación, podemos decir que una estructura es un sistema de transformaciones. En la medida en que es un sistema y no una mera colección de elementos y sus propiedades, estas transformaciones involucran leyes: la estructura se conserva o se enriquece por el juego de sus leyes de transformación, que nunca dan resultados externos al sistema ni emplean elementos que son externos. lo.

En resumen, la noticia, la idea de estructura se compone de tres ideas clave: la idea de totalidad, la idea de transformación y la idea de autorregulación.

Una cita final, de Butler Waugh (155) en un artículo que merecerá un estudio cuidadoso:
En cualquier nivel, parece que el análisis de la estructura consiste en el aislamiento de unidades recurrentes, la determinación de la relación que estas unidades pueden tener entre sí, y la delimitación de la relación que estas unidades pueden tener, singularmente o de forma múltiple, con el todo. sistema estructurado.

1.4 Oración y Discursos

El paradigma maestro del método es la consideración del lenguaje como sistema, pero la verdadera prueba de su uso es la transposición creativa de esto que se necesita para considerar el discurso (o la narración o la historia) como un sistema. La traducción de Daniel Patte de Jean Calloud (8) subraya claramente esta transición:
Los desarrollos recientes tanto en la teoría como en la práctica tienden a ampliar la brecha entre la «gramática lingüística» y la «teoría del discurso»….

Este último presupone frente al primero tanto la existencia de un sistema actual que da cuenta de la organización global de una superficie textual como la posibilidad de reconstruir este sistema a partir de sus diversas ocurrencias. Este presupuesto nos separa de aquellos para quienes el único sistema que subyace al discurso es el sistema lingüístico que se manifiesta a nivel de la oración. En tal visión, la oración se entiende como el único lugar donde se sienten las restricciones de una estructura, y la combinación de oraciones en un discurso se considera como el resultado de la libertad del hablante.

Así, se considera que el discurso pertenece exclusivamente al nivel del “habla” (parole) y el único tipo de análisis posible es el estilístico.

En todo esto, cada vez es más claro que estamos ante una revolución metodológica a un nivel muy profundo, y Thomas Kuhn (84-85) ya nos ha advertido lo que implica tal evento: «una reconstrucción que cambia algunas de las las generalizaciones teóricas más elementales del campo, así como muchos de sus métodos y aplicaciones paradigmáticos.

1.5 Propp y Lévi-Strauss

1.50 En este punto es necesario hacer una distinción entre dos tipos de análisis “estructural”, el representado clásicamente por Vladimir Propp y Claude Lévi-Strauss.

1.51 prop. En dos obras seminales sobre el cuento de hadas ruso, V. Propp (1928a, 1928b) utilizó un método en el que las unidades de análisis no eran los personajes en sí mismos sino sus funciones donde, “La función se entiende como un acto de un personaje, definido desde el punto de vista de su significado para el curso de la acción” (1928a: 21).

Su análisis del cuento de hadas ruso resultó en estas conclusiones básicas. (1) Las funciones son las constantes, los caracteres son las variables. (2) Las funciones son muy limitadas (31 en total) aunque los personajes son teóricamente innumerables. (3) No es necesario que todas las funciones estén presentes en todos los cuentos de hadas. (4) La secuencia de las funciones presentes es siempre la misma. (5) “todos los cuentos de hadas son de un mismo tipo en cuanto a su estructura” (23).

Así, la estructura del cuento de hadas ruso era una serie de espacios vacíos marcados, por ejemplo, “Ausencia. Interdicción. Violación. Reconocimiento”, etc. etc., en los que la creatividad del narrador podría colocar personajes y detalles. Uno se imagina un tren con vagones numerados consecutivamente, donde los vagones siempre deben permanecer en la secuencia numérica adecuada, donde no es necesario que todos estén presentes en cada recorrido, pero donde la locomotora nunca puede tirar de más de 31 vagones y, finalmente, donde los vagones contendrán lo que sea. contenido los comandos del director del tren. Se podría señalar de pasada que la traducción reciente de Heda Jason del artículo de A. I. Nikiforov (1927) muestra una declaración incluso anterior de una metodología similar.

1.52 Lévi-Strauss. La primera traducción del libro de Propp a una lengua occidental (1958) hizo inevitable e inmediata la comparación con la obra de Lévi-Strauss. Lévi-Strauss (1958) trazó la comparación con la mayor contundencia posible en una reseña y Propp (1966) respondió en la traducción al italiano de su libro original. El mejor resumen de la diferencia de método es probablemente el de Alan Dundes en la segunda edición inglesa de Propp (1928a:xi-xii), que merece una cita extensa:

En primer lugar, parece haber al menos dos tipos distintos de análisis estructural en el folclore. Uno es el tipo del cual la Morfología de Propp es el ejemplo por excelencia. En este tipo, la estructura de organización formal de un texto folclórico se describe siguiendo el orden cronológico de la secuencia lineal de elementos en los textos según lo informado por el informante…. Lévi-Strauss… este análisis estructural lineal secuencial que podríamos denominar análisis estructural «sintagmático», tomado de la noción de sintaxis en el estudio del lenguaje.

Publicada el
Categorizado como Estudios