DIOS ES AMOR (1 Juan 4:7–21) – Bosquejo Bíblico

Este capítulo puede llamarse el capítulo del amor.
Tal palabra, en una u otra forma se menciona más de treinta veces.
Algunos preguntan ¿qué es Dios? Aquí leemos: DIOS ES AMOR.
Si alcanzamos a conocer tal amor, conoceremos también a Dios.
Porque “el que vive en amor vive en Dios y Dios en él”. (v. 16).

I. ES UN AMOR DEMOSTRADO

La esencia del amor. (v. 8). Dios tiene y siente, pero él mismo es amor.
La manifestación del amor. (v. 9). Por el envío de su Hijo al mundo.
La soberanía del amor. (v. 10). Obró, a pesar de nuestro pecado.
Los resultados del amor (vv. 11, 12), no podemos abrigar odio.
La morada del amor. (v. 16). El creyente está en el amor y viceversa.
La confianza del amor. (vv. 17, 18). “El perfecto amor echa fuera el temor.”
La respuesta del amor. (v. 9). Todo nuestro corazón se llenará de amor.

II. ES UN AMOR GRADUADO

1. Universal. (Juan 3:16). “De tal manera amó Dios al mundo …”
2. Especial. (Efesios 5:25-29). “Amó a la Iglesia y se entregó …”
3. Peculiar. (Luc. 22:28, 29). “Sois lo que habéis permanecido …”
4. Intimo. (Mar. 17:1). “Toma a Pedro, a Jacobo y a Juan …”
5. Personal. (Juan 13:23). “Estaba recostado en su seno …”
¿En cuál grado te hallas tú? ¿Cuál es tu experiencia?

III. EL AMOR DE DIOS ES SANTO

Amor y santidad son parientes muy cercanos e íntimos.
Santidad es también un progreso. ¿Estamos progresando?
Salvación no es sólo perdonarnos, sino llegar a ser santos.
El fin del amor de Dios es nuestra santificación. (Efesios 5:27).

IV. EL AMOR DE DIOS ES ETERNO.

Si Dios es eterno también lo son sus afectos. (Efesios 3:14-21).
Es ancho como el mundo y tan alto como el cielo.
Tan hondo como pueden ser las profundidades del pecado.
Tan largo como la eternidad. Sólo una cosa lo perturba; el pecado.
“Y ésta es la condenación: que la luz vino al mundo …” (Juan 3:19, 20).

Publicada el
Categorizado como Bosquejos