Análisis narrativo de textos sinópticos (Parte 2) – Estudio Bíblico

II

Los símbolos ingleses se introducen con el fin de formalizar, operacionalizar y crear un lenguaje descriptivo metalingüístico que tenga el carácter de constructos; estos símbolos representan los contenidos semánticos del texto profundo. Al mismo tiempo, estos contenidos semánticos deben asociarse con aquellas expresiones del léxico superficial que, por ejemplo en el NT o más específicamente en los evangelios sinópticos, verbalizan los correspondientes motivos.

De esta manera obtenemos también una visión general de las transformaciones parafrásticas que son posibles en el léxico superficial, que no debe confundirse con el léxico narrativo.

0.6.2 En segundo lugar, los motivemas establecidos por el análisis se plasman en una matriz aplicable a todos los textos que se van a analizar. Esta matriz permite comparar tanto las invariantes con los constituyentes narrativos, como las variantes con los elementos particulares constituyentes del texto. Todos los textos que tienen las mismas invariantes en la matriz se clasifican según el mismo género5, de modo que el género («forma», Gattung) resulta ser la matriz generativa de varios textos de interpretación. De esta manera se puede determinar si las determinaciones de género usuales desde la crítica de la forma son sostenibles en un sentido semántico profundo, o si solo se basan en diferencias superficiales que, como tales, no necesitan ser constitutivas del texto en absoluto.

0.6.3 En un tercer paso se ubican los seis actantes semióticos en los textos correspondientes, y se relacionan con sus correspondientes elementos de expresión. Estos elementos de expresión forman una vez más sólo una selección, de modo que el número total de reglas de proyección difícilmente se alcanza; además, debemos observar que las posibilidades de expresión en una lengua natural no permiten en modo alguno una simple identificación de los actantes mediante categorías gramaticales aplicables a la superficie textual6.

Al identificar los actantes semióticos, también se debe prestar atención al sincretismo actancial, es decir, a la representación común de varios actantes por un solo actor. Si se comparan diferentes textos entre sí en el nivel de expresión, obtenemos un léxico superficial pequeño y selectivo de actores que pueden asignarse a actantes particulares; de nuevo se debe observar que esta asignación sólo es válida para esta lengua natural en particular o para un género enteramente determinado.

0.6.4 Un cuarto paso está dedicado a la lógica narrativa, es decir, a la lógica semántica del texto profundo narrativo. Como modelos estructuracionales podemos utilizar grafos lógicos conocidos (cuadrado lógico, hexágono, octógono y cubo semiótico) que pueden ser aplicados tanto a la lógica de los motivemas como a la lógica de los actantes. El resultado de esta fase del análisis es demostrar cómo el texto es una transformación de la base narrativa (motifemas y actantes), la cual ha experimentado varios tránsitos transformacionales, por lo que lo narrado debe ser narrado como si fuera un todo sensible ( coherencia semántica del texto).

0.7 Nuestro equipo de investigación ha aplicado consistentemente estos pasos analíticos a todos los textos sinópticos, y en el proceso casi todos los textos sinópticos han sido analizados de acuerdo con este esquema. Todos nuestros datos de este proyecto se expondrán en una monografía completa, cuya publicación está prevista para el próximo año, que contrapondrá a la Historia de la tradición sinóptica de Bultmann una descripción generativa-transformacional de los materiales textuales (Güttgemanns y Lai)7. Este trabajo pondrá a disposición de los estudios del NT una visión integral de las formas en que se puede aplicar la «poética generativa».

A partir de este rico acervo de datos, se pueden presentar aquí algunos ejemplos para proporcionar un ejercicio en nuestros medios de enfoque «lingüístico-semiótico». La selección de textos es relativamente arbitraria. Para los siguientes análisis, los resultados de la investigación narrativa estructural simplemente se aplican a los textos sin más comentarios. He escogido todos los textos que han sido tratados en este número de Linguistica Biblica [25/26 (1973)] por otros escritores.

Dado que estos textos no me eran conocidos de antemano, el lector puede estar seguro de que no manipulé la elección de los materiales de estudio, es decir, no he tratado de forzar mis conclusiones, sino que las he alcanzado sobre la base de materiales elegidos por otros. Por lo tanto, los resultados pueden afirmar tener un cierto valor representativo para todo el material.

1. Análisis de una selección arbitraria de textos sinópticos

1.1 En este número de Linguistica Biblica [25/26 (1973)] los siguientes textos sinópticos han sido analizados o sometidos a interpretación por otros escritores: Mc 12,1–12 (//Mt 21,33–46; Lc 20,9 –19;GospTh 65); Mateo 18:21–35; 20:1–16; 22:1–10; 22:11–14; 25:1–13; 25,14–30 (//Lc 19,11–27); 25:31–46; Lc 10:30–37; 12:16–21; 14:7–11; 15:11–32; 16:1–8; 16:19–31; 18:9–14.

Publicada el
Categorizado como Estudios